Usted está aquí

El mejor regalo de Navidad: Su donación se ha convertido en una canasta de alimentos para 600 familias.

Campaña Navidad Permanente “Jesús el Pan Nuestro de cada día”, de la LBV ayudó a cientos de personas en Santa Cruz, El Alto y La Paz.

En 2020, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, se suspendieron nuestras actividades presenciales, pero gracias a su valiosa donación logramos reducir el hambre en las regiones más escasas de Bolivia.

La Campaña Navidad Permanente se desarrolló en dos etapas, la primera se realizó los días 25, 26 y 27 de noviembre y se entregaron 250 canastas de alimentos, 150 de las cuales fueron entregadas a familias atendidas por la LBV en Santa Cruz y 100 a vendedoras ambulantes y familias con recursos escasos en La Paz.

La segunda etapa se llevó a cabo el 23 de diciembre, donde en Santa Cruz, se entregaron 150 canastas con alimentos a familias de otras comunidades, además del Plan 3000, donde se ubica el Centro Comunitario José de Paiva Netto. En la ciudad de El Alto se entregaron 200 canastas con alimentos a las familias atendidas en el programa “Ronda de la Caridad”.

Cada año, la Legión de la Buena Voluntad realiza la campaña Navidad Permanente “Jesús el Pan Nuestro de cada día” que tiene como objetivo entregar canastas de alimentos para que familias con vulnerabilidad social tengan una Navidad más digna y feliz, pero nuestras acciones contra el hambre no se detienen ahí, desde el inicio de la pandemia, estamos entregando alimentación sana y nutritiva a más de 1000 personas, que para algunos es el único alimento del día.

A Usted, que ayudó, a que la LBV llegara a estas familias que viven en vulnerabilidad social y que realmente necesitan, nuestro sincero agradecimiento.

Para obtener más información sobre nuestro trabajo haga clic aquí.