Usted está aquí

Educacion en Accion

Vivian R. Ferreira

La Declaración de los derechos del Niño, en el artículo No 7 expresa: “El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales, se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social y llegar a ser un miembro útil de la sociedad”.

Uno de los principales problemas de la educación en Bolivia es la falta de igualdad de oportunidades para el acceso, permanecía y calidad en el sistema educativo nacional. Los mayores índices de analfabetismo, deserción escolar, baja escolaridad se registran en las zonas periurbanas de la ciudad de El Alto, en las familias más pobres y sobre todo en las mujeres. 

La situación de pobreza causa deserción escolar y la deserción escolar causa, a su vez más pobreza y exclusión social. 

La educación es la clave para superar los problemas de la pobreza y la desigualdad social.

La ciudad de El Alto, dispone de muchas escuelas; sin embargo la gran mayoría de ellas no tienen las condiciones adecuadas para el desarrollo de sus actividades. 

Por otra parte la temprana inserción de los niños a las actividades productivas, comerciales o de servicios, dificulta el cumplimiento de los alumnos y genera altos índices de deserción escolar.

Delante de esta problemática la Legión de la Buena Voluntad llega a las escuelas, más lejanas del área rural con la Campaña Educación en Acción, llevando a los niños y niñas, que acuden a las clases, una mochila con útiles escolares, charlas a los profesores y padres. La ayuda se extiende a la escuela, a los profesores, la LBV brinda talleres de capacitación en problemas y dificultades de aprendizaje en el área Pedagógica y Psicológica, para que sean detectadas tempranamente y reciban una orientación adecuada.

La campaña es realizada en tres etapas, en la primera los niños y niñas reciben la mochila con los útiles, en la segunda, la Institución hace la entrega de materiales didácticos a las escuelas y en la tercera, la LBV brinda a los profesores, charlas y talles para ayudar en el aprendizaje diario y a los niños se les enseña a trabajar con Origami.